La elección de un centro de rehabilitación para usted o un ser querido es una decisión importante - uno que puede hacer una gran diferencia en la recuperación y la calidad de vida futura.
Para obtener más información sobre los programas y servicios de IMAR llame a los teléfonos (054) 221-4221129 / 4824226 / 4277135 / 4835393 o póngase en contacto con nosotros por e-mail a internaciones@institutoimar.com.ar.

Testimonios de Pacientes

Olga Arias

74 años
Accidente cerebro-vascular
 

Nunca me di por vencida.

Olga, segura en su rol de ama de casa, disfrutaba la compañía y entusiasmo de sus nietos. Pero hace 5 años se encontró en el papel de tener que aprender nuevamente las tareas más básicas como comer, hablar, caminar, escribir y leer después de sufrir un accidente cerebro vascular (ACV).

Afortunadamente, Olga, pudo regresar a su hogar a principios del 2009 luego de lograr casi una recuperación completa. Ella reconoce que el apoyo y la ayuda de su familia, amigos y profesionales del Instituto IMAR, ha sido fundamental para su recuperación.

Su calvario empezó la noche del 12 de Agosto del 2008 cuando a poco tiempo de finalizar su cena, y dirigiéndose a dormir, comenzó a sentir mareos y pérdida de fuerza en el brazo y la pierna izquierda. Ocurrido esto, fue trasladada en ambulancia a un Hospital de Agudos, donde pasaría casi un mes.

Después de un mes en el Hospital de Agudos, Olga fue derivada al Instituto IMAR, donde comenzó un tratamiento progresivamente riguroso de Rehabilitación Física, bajo modalidad internación con Terapia Física, Terapia Ocupacional, Terapia Acuática en piscina climatizada y Fonoaudiología.

Los profesionales médicos intervinientes en el Instituto IMAR le dieron palabras de ánimo para reforzar su confianza y facilitar así su aprehensión al tratamiento.

"Dudé mucho, pero nunca me di por vencida ", dijo Olga. “Yo puedo hacer esto y lo tengo que hacer por mí y por mi familia".

"Tuve una atención increíble de los profesionales médicos, enfermeros, terapeutas, camareros, y administrativos del Instituto IMAR”, asegura Olga.
"Ellos realmente se preocupan por cada paciente. Sin dudas, recomiendo a IMAR".

A finales de 2008, recibió el alta médica de internación y finalmente fue capaz de volver a su casa continuando con un tratamiento ambulatorio en el Instituto IMAR .
Olga volvió a disfrutar en plenitud de su marido, hijos y nietos.
Agradecemos a Olga por compartir su historia con todos nosotros

Zulema Cipitelli

69 años
Tumor Cerebral
 

Paciente dedica “una carta de reconocimiento”

al personal del Instituto IMAR

No es infrecuente que un paciente que esté muy agradecido a los que lo ayudan a recuperarse le dedique un reconocimiento a ellos. Esto es lo que ha hecho Zulema. Recientemente Zulema dedicó una carta en reconocimiento a los profesionales médicos, terapeutas y asistentes del Instituto IMAR que le ayudan a diario en su recuperación. Su hija, luego de un cuadro de convulsiones que se reiteró en varias oportunidades, se dio cuenta de que algo andaba mal. Rápidamente le hizo una cita con un médico quien la remitió a un neurólogo. Este, al estudiar el cuadro le diagnostica un astrocitoma de bajo grado, difuso, asociado a meningioma que probablemente había estado creciendo durante muchos años y le ocasionaba isquemia cerebral por compresión.

Después de la cirugía para extirpar el tumor Zulema quedó inesperadamente con un síndrome neurolocomotor de hemiparesia izquierda con pérdida de la marcha y dependiente de terceras personas para alimentarse, cambiarse e higienizarse. Al obtener el alta del Hospital de Agudos, fue trasladada al Instituto IMAR, donde es sometida a un programa intensivo de Rehabilitación con Terapias Físico-kinésicas, Terapia Ocupacional y Neuropsicología para recuperar la función en la pierna y brazo afectado como así también sus habilidades cognitivas.

En su carta de reconocimiento al personal de IMAR, Zulema habla de:

“Siempre fui parte de la discusión de lo que estaba pasando con mi terapia diaria de rehabilitación, y cómo afectaba esto las metas y objetivos que yo, mis médicos de cabecera y ellos, fijaron para mi progreso. Me siento un poco más en control de mi destino de esta manera”.

Por suerte, Zulema no ha tenido que someterse a una cirugía adicional. "Sentí que participar con este testimonio, reconociendo el profesionalismo y humanidad del personal de IMAR sería ayudar a otros en situaciones similares", dice Zulema. Actualmente Zulema está muy involucrada con su recuperación.

Milagros Martinengo

28 años
Parálisis Cerebral
 

Paciente con parálisis cerebral mejora sus movimentos en forma independiente

Milagros, de 28 años edad, diagnosticada con parálisis cerebral por hipoxia al nacer, presenta un síndrome neurolocomotor de cuadriparesia espástica y desde agosto de 2007 ha estado viniendo al Instituto IMAR. Durante la mayor parte de su vida, ella no ha sido capaz de caminar por sus propios medios, ni squiera con un andador, dada la distonía (movimientos musculares incontrolables) debiendo utilizar una silla de ruedas. Para controlar sus síntomas de distonía, se la ha aplicado una bomba de baclofeno implantado en su abdomen para administrar medicamentos. Desde los inicios de su tratamiento, Milagros, se ha determinado a sí misma mejorar su situación todo lo posible. Milagros ha estado trabajando duro para reconstruir la fuerza muscular con Terapeutas Físicos – Kinésicos , Hidroterapistas y Terapistas Ocupacionales del Instituto IMAR. "Milagros está trabajado muy duro para lograr sus objetivos", dice Silvia Martín, madre de Milagros. "Los médicos y terapeutas del Instituto IMAR saben cómo inspirarla e incentivarla. Siempre tienen sus metas y objetivos en mente y trabajan incansablemente para alcanzarlos”. “Ha sido sorprendente su evolución con ejercicios en pileta; hoy tiene gran capacidad de movimientos en el agua. Ama la natación y todos los que la ven se sorprenden por los logros alcanzados”. Los padres de Milagros están orgullosos de todo lo que ha logrado en este tiempo y continúan apoyando a Milagros en alcanzar nuevos objetivos.

Oscar Alonso

76 años
Enfermedad de Parkinson
 

Una decisión importante.

Todo comenzó la mañana del 6 de Marzo de 2013 cuando Oscar, encontrándose con su familia empezó a notar mareos y cierta pérdida de equilibrio. Restándole importancia en sus comienzos, evidencia que estos síntomas se hacían cada vez más frecuentes y progresivos acompañándose de leve rigidez en todo el cuerpo a predominio de ambas piernas, por lo que preocupada su familia le sugieren realizar una consulta con un médico.
Oscar, así lo hizo y fue diagnosticado a los 76 años con episodio de Accidente Isquémico Transitorio y Enfermedad de Parkinson.
Decidido que su vida no había terminado, sino que solo era el principio de una nueva etapa tomo la determinación de iniciar un tratamiento. Fue así como ingresó, a un programa de rehabilitación intensivo en el Instituto IMAR bajo modalidad ambulatoria recomendado por una amiga de la familia que había realizado tratamiento en la misma Institución con muy buenos resultados.
En su tratamiento recibe tres horas cada día de fisioterapia, terapia física - kinésica e hidroterapia.

“Toda mi vida he sido una persona muy activa”, “ Cuando comencé el tratamiento apenas podía caminar , hoy camino sin andador…”

Afortunadamente, gracias a su optimismo, tenacidad, fuerza de voluntad, perseverancia y al equipo de profesionales del Instituto IMAR ha recuperado gran parte de la funcionalidad e independencia que hoy disfruta.

“Al elegir IMAR he tomado una decisión importante y oportuna para mi calidad de vida futura”. “Confío ampliamente en IMAR y en sus profesionales”. “son todos muy cariñosos y humanos en el trato”.

Oscar se negó a permitir que la enfermedad de Parkinson tome el control de su vida.

“Gracias por poder compartir esto con Ustedes. Significa mucho para mi”. Antes habría sido una oportunidad para quedar bien , ahora es una ocasión para transmitir mi experiencia a aquellos que la necesiten”.

Lucas Cardozo

36 años
Aplastamiento de Columna y Tórax
 

"Yo no iría a ningún otro Centro."

Lucas, ha tenido grandes desafíos en los últimos años. Afortunadamente, gracias a su tenacidad, fuerza de voluntad, perseverancia y al equipo de profesionales del Instituto IMAR ha recuperado gran parte de la funcionalidad e independencia que hoy disfruta. En el año 2013, Lucas sufre un severo traumatismo por aplastamiento de la columna vertebral y el tórax diagnosticándose fractura - luxación de columna dorsolumbar acompañado de lesión medular post-traumática, lo cual lo dejó completamente sin movilidad en los miembros inferiores. A su salida del hospital de agudos, luego de ser intervenido quirúrgicamente, decidió ingresar al Instituto IMAR.
Lucas pasó 28 semanas en el programa intensivo de rehabilitación con internación del Instituto IMAR , donde recibió seis horas cada día de fisioterapia, terapia física - kinésica y terapia ocupacional. Cuando obtuvo el alta de internación del Instituto, ya había logrado movilidad en los miembros inferiores y la marcha independiente con andador, mejorando así significativamente su independencia funcional. Luego continuó con un programa intensivo en rehabilitación bajo modalidad ambulatoria en el Instituto IMAR.

“IMAR fue una decisión importante que ha hecho una gran diferencia en mi recuperación y calidad de vida futura”. “Si alguna vez, algún amigo o familiar, necesitara un tratamiento de rehabilitación física, no dudaría en recomendarle el Instituto IMAR ".

"Todos los terapeutas tanto en el programa de rehabilitación con internación como ambulatorio eran muy atentos y amables", dijo Lucas "No sólo eran grandes profesionales altamente capacitados en sus puestos de trabajo, sino una gran familia".

Ahora, Lucas es tan independiente, como siempre, y él y su familia están disfrutando de sus vidas juntos nuevamente.

"Les dije a mis médicos:" Quiero ir a IMAR”. “¿Por qué iba yo a elegir otro Centro existiendo y teniendo la posibilidad, de este Instituto de referencia y prestigio en mi ciudad".

Faes Guillermo

55 años
Accidente cerebro-vascular
 

“Caí desplomado al suelo y no me podía levantar”, dice Guillermo.

Todo comenzó en el mes de agosto del año 2015 cuando Guillermo Faes de 55 Años se preparaba para ir a su trabajo y comenzar con la rutina habitual de todos los días. “Inesperadamente me empecé a sentir mal”. Afortunadamente su hermano advierte la situación y al ver que se desvanece y cae al suelo, lo traslada de urgencia a la guardia médica del centro asistencial más próximo a su domicilio donde queda internado en terapia intensiva

“Quede internado en terapia intensiva por unos días”. No se sabía bien que había sido, un ACV o una súbita elevación de mi presión arterial, pero luego que me realizaran una Tomografía Computada se reveló que había sufrido un ACV en el lado derecho de mi cabeza”

Algunas semanas después, y luego de recuperar la conciencia, no pudo mover la mitad de su cuerpo, hablaba y comía con dificultad.

“Al principio, tenía muchas dudas sobre la terapia, pero el primer día en IMAR me explicaron en que consistiría mi tratamiento de rehabilitación, conocí a todos los profesionales y terapeutas que me atenderían, y ví las posibilidades que tendría”

“Gracias al tratamiento de rehabilitación y a los profesionales que me atendían en el Instituto IMAR, iba ganando más y más independencia hasta sorprender a mi familia y a mis compañeros cuando pude volver a mi casa, a mi trabajo y atender al público”

“El personal de IMAR me hacía sentir como en mi casa, me sentía seguro, cuidado, acompañado y querido. Tengo un gran afecto y agradecimiento con todos”. Agrega Guillermo

El Instituto IMAR proporciona servicios integrales de rehabilitación ambulatoria como con internación, de baja, mediana y alta complejidad.

Con Amplia trayectoria, reconocido a nivel Nacional y un compromiso con la atención centrada en el paciente y la familia nuestros tratamientos de lesiones cerebrales han ayudado a muchas personas a reconstruir sus vidas familiares y laborales.

Matías Chazarreta

25 años
Traumatismo Craneo Encefálico grave
 

“Mi Vida cambió la madrugada del 25 de Diciembre”

Todo comenzó la madrugada del 25 de diciembre del año 2014, cuando volviendo de festejar las fiestas navideñas con sus amigos a Matías lo toma por sorpresa una “patota en moto” y lo golpean, a más no poder, dejándolo inconsciente en el suelo.

Rápidamente acude al lugar personal policial, que al ver el estado de gravedad de Matías, se comunican con el servicio de emergencias médicas quienes lo trasladan de urgencia al hospital más cercano. Allí recibe las primeras asistencias médicas quedando internado en terapia intensiva en estado de coma y con diagnóstico de traumatismo cráneo encefálico (TEC) grave. Atento a la complejidad del caso, los profesionales deciden su derivación, con “estado reservado” a un centro de mayor complejidad para ser sometido a cirugía craneoencefálica.

Debieron conectarlo a un respirador mecánico para poder respirar, posteriormente realizarle una traqueostomía, alimentarlo a través de sonda nasogástrica y colocarle un sondaje vesical para poder orinar. Como si fuera poco, luego comenzaron a aparecer las convulsiones. Su internación se prolongó por aproximadamente un año y medio.

“Los médicos me habían informado que mi hijo no iba hablar más, que no iba a poder caminar, y que necesitaría el cuidado de la familia por el resto de su vida. También me dijeron que ya no había mucho por hacer y que debía buscar un Centro de Rehabilitación para su derivación”

Oí nombrar del Instituto IMAR como un centro de referencia para estos casos. Era mi única y última esperanza”. Dice la mama.

“Cuando un buen día, me llaman del Instituto y me dicen que tenían un lugar para comenzar con el tratamiento de mi hijo, ese día sentí que toque el cielo con las manos.

Matías ingresó a IMAR respirando a través de una traqueostomía, totalmente dependiente para cualquier asistencia, confinado a una cama, con rigidez en todo su cuerpo, comiendo a través de una sonda nasogástrica, y orinando a través de una sonda.

Los profesionales de IMAR me informaron que su rehabilitación sería progresiva y que sería llevada a cabo por varios profesionales de distintas disciplinas. Al principio debían acudir a su habitación para llevar a cabo la misma.

Con el tiempo fueron logrando, que Matías pueda sentarse en la cama con ayuda, que se alimente por la boca, la decanulación y el cierre de la traqueostomía y finalmente sacarle la sonda vesical para que orine por sus propios medios. Posteriormente lograron sentarlo en una silla de rueda lo que posibilitó que pueda continuar sus terapias en distintos sectores de rehabilitación. Finalmente de apoco comenzó a caminar con la asistencia de los profesionales y hoy en día con la ayuda de un andador. Al principio fue lento pero este último año fue increíble lo que avanzó, hasta puede bañarse solo, caminar, manejar las manos, y hablar con total normalidad” Dice su mama…

“Estar acá en IMAR me ayudo a tener sueños de nuevo, a tener otra oportunidad de vida.” Dice Matías

“Nosotros, como familia, no tenemos más palabras de agradecimientos a la Institución, a la Dra. Silvia San Román y todos sus profesionales”. Dice la mama

Ahora Matías tiene como expectativa conseguir trabajo para ayudar a su mama, capacitarse y aprender el oficio de soldador.

Calle 42 nº 381 e/ 2 y 3
La Plata, Buenos Aires.
Argentina
Telefonos: 54-221-422.1129
482.4226 / 427.7135 y
483.5393 Interno 1001 y 1002
Whatsapp: +549.221.6798947

Días de Atención:
Lunes a Viernes de 8 a 21hs.
Sábado de 9 a 13 hs.


“SERVICIOS DE REHABILITACIÓN NEUROLÓGICA, TRAUMATOLÓGICA, CARDIORESPIRATORIA Y GENERAL PARA PACIENTES INTERNADOS Y AMBULATORIOS”.

  • Redes Sociales

Regístrese
para más información o déjenos su comentario

Atención Telefónica

0221 483 5393